Educacion Familiar Integral y Comunitaria

Los Sistemas Familiares

001.jpg 

Por Juan C Infante R

    La familia desde sus principios ha funcionado como un sistema integrado, en el cual, cada  uno de sus integrantes cumple con sus roles, funciones y responsabilidades, por tal motivo esta lección tiene como fin presentar los conceptos básicos de los sistemas familiares  y matrimoniales claves para la consejería a familiar.

     La teoría de los sistemas aplicada los procesos de consejería pastoral y familiar permite una nueva concepción  de los problemas, del  comportamiento y de las relaciones dentro del núcleo familiar, Sánchez lo explica de la siguiente manera: “la conducta de un miembro de la familia afecta o está relacionada con el número de miembros de la familia”[1]

     Los principios básicos de la teoría de sistema en la terapia familiar son los siguientes:

a.    Todo sistema familiar es una unidad con unas reglas propias, donde sus integrantes se organizan y a su vez son independientes.

b.    La estructura sistémica de la familia está formada por subsistemas, generando la existencia de jerarquías con obligaciones y responsabilidades.

c.    La familia se ve como un sistema de retroalimentación.

d.    Los sistemas familiares mantiene la estabilidad a través del mecanismo de homeostasis.[2]

     El rabino Friedman afirma que la contribución de la revolución sistemática a la terapia familiar se caracteriza por estos aspectos:

a.      Se conecta en el proceso emocional antes que el contenido sintomático.

b.      Ve los efectos como parte integrante de la organización antes que como parte formal de causa-efecto.

c.      Predice la manera en que cada parte probablemente funcione, no tanto por su naturaleza, sino por su posición dentro del sistema.[3]

 

1.      Conceptos básicos de la teoría sistémica de la familia

 

     Los cuatro conceptos básicos que se interrelacionan en el modelo sistémico son: el paciente identificado, la homeostasis, la  familia extendida y los triángulos emocionales,  el  paciente identificado, apunta al miembro de la familia con un síntoma obvio , donde el estrés o patología familiar es evidente , por ejemplo, en  un niño de edad escolar puede reflejarse en el fracaso escolar, como también en depresiones ,problemas físicos y comportamientos agitados, “El propósito de usar la frase paciente identificado es evitar el aislamiento del miembro “problematizado” del sistema relacional general de la familia.”[4]

     Una de las situaciones negativas del paciente identificado es la colocación de etiquetas o chivo expiatorio, muy común en las familias, como también la desviación del problema familiar.

     El concepto de homeostasis explica la razón por la cual un sistema de relaciones familiares se haya perturbado, el fisiólogo Walter Cannon (1871-1995), introdujo el concepto de homeostasis al definirlo así”: … consideraba al ser viviente como un agente de tal naturaleza que reacciona ante cualquier influencia que lo perturbe, y actúa tratando de neutralizar o reparar esa perturbación.”[5]

     La familia como sistema vivo, intercambia información, energía, tensiones y retos con el mundo exterior, estas fluctuaciones de origen endógeno o exógeno, suelen ser seguidos por una respuesta de estabilización para devolver al sistema un estado de constancia, conservación o equilibrio.

    La familia extendida es otro de los conceptos de la sistémica familiar, esto se refiere a al familia de origen sea padres, hermanos, abuelos, tíos, primos entre otros. La teoría considera importante toda la red parental.

 

Las familias son identificadas por los subsistemas. En la unión conjunta de los miembros para desarrollar ciertas funciones, cada individuo, o dos o más forman un subsistema; estos son determinados por generaciones (Parental, fraterno, familia extensa)[6]

 

 

    La familia extendida puede ser analizada por los genogramas o árboles genealógicos, los cuales son árboles de conocimiento y de vida, estos tiene como fin descubrir la estructura familiar de tres generaciones, quien está en el centro, los que están en la periferia, lo límites y coaliciones, los territorios y las jerarquías. Friedman plantea: “...la observación de la trasmisión familiar a través de generaciones también puede ser útil para hacer predicciones…”[7]

   

    El último de los conceptos básicos de la sistémica familiar son los triángulos emocionales, estos se forman con tres personas o asuntos, por ejemplo, el esposo estaba en un triangulo con su madre en referencia al nombre para su primer hijo; la ley que sustenta los triángulos propone que cuando dos partes de un sistema se incomodan entre si, se triangula o se enfocan a una tercera persona  con el objeto de estabilizar sus situación.

    Las siete leyes de un triangulo emocional, se resumen a continuación:

 

a.    la relación entre dos miembros de un triangulo emocional se mantiene equilibrada por la manera en que un tercero se relaciona con ellos y el tópico a tratar.

b.    Al tercer elemento de un triangulo emocional le resulta imposible cambiar directamente la relación entre las otras dos partes.

c.    Los intentos de cambiar la relación de las otras dos partes de un triángulo suele ser ineficaz y enfrentan fuerzas homeostáticas opuestas.

d.    Quien intenta cambiar la relación entre los otros dos, por lo general termina cargando con el estrés de ambos.

e.    Los diversos triángulos de un sistema emocional están interconectados, y los esfuerzos por cambiar uno de ellos se ven resistidos por las fuerzas homeostáticas de los demás triángulos de sistema.

f.     En las familias el conflicto se distribuye en los diferentes triángulos del sistema, en los sistemas de relación no tan sanos, el conflicto se concentra en un solo sector y se resiste al cambio.

g.    Solo podemos cambiar una relación a la que pertenecemos, manteniendo una presencia no ansiosa en el triangulo, manteniendo una relación bien definida  con cada parte y no asumiendo responsabilidades por la relación de los otros.[8]

    

    Unos de los problemas que plantean los sistemas familiares en el área comunicacional, está en los secretos familiares, estos actúan como obstáculos en las vías de comunicación. Los sistemas de comunicación de muchas familias están infectados de secretos.

 

Los temas favoritos son las aventuras ,la ilegitimidad ,la fuga de amantes ,la enfermedades terminales, el aborto, la adopción , la reclusión (criminal o psiquiatrita),los matrimonios anteriores ,la oveja negra…(“los esqueletos en el armario”)… sobre el que un miembro de a familia le dice al otro : “ pero no se lo digas a papá..”[9]

 

    Los secretos dividen a las familias, distorsiona las percepciones, crean y consolida los triángulos emocionales. Los secretos de familia están en contra de la salud y el cambio; el secreto es más significativo en su consecuencia y existencia cuando:

a.    Parcialidad y división en una familia.

b.    Aislamiento y compañerismo falso y unión superficial.

c.    Confusión o engaño por a información recibida.

d.    Procesos patológicos no relacionados con el secreto sino por la ansiedad para con una  tercera persona o consigo mismo.

 

     La sistémica matrimonial a parte de la relación esposa-esposo, es necesario considerar la salud del matrimonio y la conexión saludable de los hijos, otra manera de medir el éxito del matrimonio es conveniente tener en cuenta a toda la familia nuclear; el matrimonio bajo un visión sistémica busca el crecimiento de sus integrantes de manera constante, también deben ser capaces de crecer en   amor en, lugar de una relación de dependencia sean interdependientes.

     El matrimonio puede centrar su sistema solo por la seguridad económica, emocional,  el sexo, también a la soledad entre otras; los matrimonios enfrentan crisis a través de su ciclo vital donde en ocasiones  la salida es le divorcio; donde los sentimientos de remordimientos se mantienen, considerando estas decisiones hechas por el marido o esposa, que afecta  inevitablemente  a los integrantes del sistema.

 

Es una falacia pensar que el divorcio es algo que ocurre entre el marido y mujer. No son las parejas las que se divorcian, sino las familias. Deja de existir aquello que constituía la base de la seguridad y la protección de los hijos… La estructura de la familia se desvanece en el aire cuando el matrimonio se  disuelve.[10]

 

        El enriquecimiento matrimonial y familiar amerita del consejero pastoral las destrezas de ayuda en la vida familiar, en las  crisis y aflicciones, el pastor consejero tiene una posición estratégica con relación a las parejas y familias; a través e los contactos cotidianos con sus integrantes en las distintas etapas y estrés del ciclo vital familiar: “La posición del clérigo asesor, y la manera en que su acceso especial a las familias puede inducir un cambio fundamental al centrase en los factores sistémicos  dentro de la relación misma, entre cónyuges, entre  ellos y sus hijos..”[11]

     El consejero pastoral puede contribuir a la salud mental, física y espiritual del sistema matrimonial y familiar, desarrollando programas innovadores que ayuden a los integrantes a responder de manera creativa a los cambios y crisis.

    La meta del consejero pastoral que acompaña a los sistemas familiares es orientar hacia la plenitud, Clinebell lo conceptualiza de la siguiente manera: “Ayudar a cada pareja a crear juntos una relación en la cual ambas partes sean animadas a descubrir y desarrollar sus máximos dones como individuos enriqueciéndose mutuamente”[12]

    El punto de partida del consejero pastoral con respecto a la complementariedad de la pareja y la familia es que el pastor funcione como catalizador, cuando  se trabaja en la consejería familiar, estas personas taren al consejero asuntos específicos por tratar, por ejemplo , quejas que tiene como propósito el cambio de otro.

    El consejero se centra en los contenidos y asuntos, y no en los procesos emocional colaterales y subyacentes,  si es así solo se aliviará el síntoma temporalmente; el método básico planteado es el hacer preguntas las cuales pretenden estimular de cada conyugue su diferencia en cuanto al otro, creando el sentido catalizador del consejero: “Un catalizador, por definición, es algo que provoca el cambio e la relación entre otras dos sustancias sin perder su propia integridad dentro de esa relación[13]

      Suzanne Midore  citando a Lebow explica las funciones del consejero: “La capacidad de sentir y trasmitir esperanza, empatía, asertividad, confrontación…”[14], el consejero pastoral que orienta ,ayuda y genera una relación de una perspectiva al cambio, se espera que ocurra los siguiente en a través de la terapia familiar:

 

a.    la familia siente que el consejero está con ellos o de su parte.

b.    El consejero engendra confianza.

c.    El consejero respeta la singularidad de la familia.

d.    El consejero moviliza los recursos de la familia.

 

    Las acciones que el pastor consejero puede hacer de entrada en situaciones familiares y matrimoniales que buscan orientación y ayuda  son:

a.    Escuchar empaticamente, significa tarar de percibir el mundo a través de los zapatos del otra persona.

b.    Abstenerse de predicar, es mejor la presencia solidaria.

c.    No intimidarse por las emociones expresadas, recuerde las emociones son normales y naturales.

d.    Reconocer el sufrimiento humano.

e.    Conocerlas limitaciones, el consejero no puede resolver todos los problemas.

 

Ciclo Vital en la familia y matrimonio

        La teoría evolutiva de la familia es la que estudia los cambios situacionales que experimenta la familia como consecuencia de los cambios e  sus miembros y de la sociedad circundante. La teoría evolutiva de familia utiliza términos comunes que usan en la teoría del desarrollo humano, la diferencia estriba en que se incorpora el tiempo y la historia, internándose en la familia como un  grupo, sus roles, estructuras e interacciones.

    Las familias se desarrollan y evolucionan, Evelyn Duval y Reuben Hall establecieron criterios para dividir las etapas del ciclo vital familiar su propuesta es la siguiente:

a.    Cambios en el tamaño de la familia debido a divisiones y periodos de sus integrantes.

b.    Cambios de acuerdo a la edad de los hijos.

c.    Cambios relacionados a la situación laboral y socioeconómica.

 

1.    Ciclo vital y/o carrera familiar

    La familia es un sistema integrado que participa a través de su existencia en costumbres y ceremonias propuesta por su cultura para ayudar a sus integrantes y componentes familiares a asumir y responsabilizarse de un manejo de sus ciclo o carrera familiar., Broderick lo expresa así:

 Cada sistema familiar está modelado por sus características estructurales (tamaño, complejidad, composición, estudio vital), las características psicobiológicas de sus miembros (edad, sexo, fertilidad, salud, temperamento, etc.), y su posición sociocultural e histórica del ambiente.[15]

 

    Por lo tanto no se puede considerar las etapas de la familia de maneta taxativa, pero nos sirve como marco de referencia para evaluar y considerar las potencialidades  y debilidades de la misma, para efecto de esta investigación, se dividirá de a siguiente manera: el enamoramiento y constitución de la pareja, el nacimiento y familia con hijos pequeños, la familia con hijos en edad escolar, la familia con hijos adolescentes, la familia con hijos adultos, la familia en la edad dorada.

 

    a. El enamoramiento y constitución de la pareja:

    b. Nacimiento y familias con hijos pequeños:

    c. Familias con hijos en edad escolar

    d. Familias con hijos adolescentes

     e. Familias con hijos adultos

    f. Familia en al edad dorada

3. Etapas y crisis del matrimonio

La vida matrimonial tiene una serie de etapas que pueden llevar a situaciones de riesgo, por tal motivo, es necesario delimitarlas y clarificarlas. El matrimonio no es estático, sino que esta en permanente movimiento con oscilaciones naturales y lógicas, esos periodos pueden clasificarse según Enrique Rojas de la siguiente manera:

  1. Etapa de formación de la estabilidad de la pareja.

Son los primeros años donde se busca la identidad del nosotros, se van alcanzando logros y asentamientos, se busca la compenetración. Se atraviesa la barrear de uno mismo con el objetivo de compartir la vida a través de la convivencia cotidiana.

  1. Etapa de la afirmación de la pareja.

La vida matrimonial va hacia la solidez, la experiencia empieza a producir frutos buscando el lado positivo de la relación, se superan las dificultades y momentos áridos creando así la madurez y el cambio recíproco; el uno vive para el otro y ambos se mueven hacia a los hijos al fin se tiene el lema negociación y sobrellevar.

 

c. Etapa de la mitad de la vida de la pareja.

    Esta etapa tiene como objetivo realizar el balance biográfico o examen retrospectivo , se evalúan las dificultades ,errores, problemas y situaciones a mejorar; aquí se recoge lo sembrado, este periodo tiene la tendencia a las relaciones triangulares donde  el matrimonio  está en peligro , entre las situaciones que pueden considerarse como inicio de una relación extramatrimonial se tiene : por aburrimiento ,no hay nada que decirse, no se comparte; conocimiento de una nueva persona del sexo opuesto, el carácter de la novedad ;la idea que todavía se tiene la capacidad de atraer; la disolución de la monotonía.[16]                                  

d.La Etapa de la vejez.

    Se examina la vida y el amor que se ha dado. La pareja que continúa junta se estrecha su amor, cariño y comprensión; donde han existido rupturas se carga con los sentimientos de culpa frustración y desencanto.

    En cada etapa de desarrollo y vida matrimonial se generan y afloran situaciones conflictiva, estas se pueden denominar como crisis, entre ellas se mencionan: crisis por desgaste de la convivencia, la vida se va erosionando al paso del tiempo; crisis de identidad  al preguntarse ¿cómo llevo mi vida matrimonial?; crisis por infidelidad son graves y suelen terminar en la ruptura; crisis por la intromisión de la familia política.

 

 

 

 

 



[1] Sánchez, D. Terapia familiar :modelos y técnicas, p. 40

[2] Ibid,p.41-42

[3]  Friedman,p.34

[4] Ibid, p.7

[5] Aragón, J. Psicología, p.170

[6] Sánchez, D. Terapia familiar :Modelos y técnicas ,p.91

[7] Friedman E, p.53

[8] Maldonado, J. La familia como sistema, s/p

[9] Friedman, p.78

[10] Weiner, M, p.14

[11] Friedman, p.103

[12] Clinebell, p.253

[13] Friedman, p.106

[14] Midore, S. y Brown , J. La práctica de la terapia familiar, p.43

[15] López, S. y Escudero V, p.22

[16] Rojas, E. Remedios  para el desamor, p.151-156

Compartir esta página

Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog